Cuenta

Ya no hay publicidad invasiva sino buenas historias. Tienes que contar las tuyas.

Creamos para ti contenidos e historias multimedia que influyan en personas conectadas.

 

 

Suscríbete al canal RSS

Suscríbete

SEO contra MARCA

La semana pasada tuve a Ouali Benmeziane como profesor en Seeway formación y al cofundador de este centro de formación, Jorge Camí, como compañero de pupitre. Si os habéis fijado bien, no he enlazado a Ouali porque nos ha enseñado a no perder fuerza con enlaces externos. Ah, Ouali, te haré un trackback (y te he puesto en negrita, que el lector te vea: esto es una enseñanza de contenidos digitales). Sí he enlazado a Jorge y a Seeway porque me gusta tanto cómo hacen las cosas que hace tiempo que les brindo mi apoyo y aprendo con ellos.

No voy a explicaros los buenísimos trucos que nos desveló Ouali (¡por fin un seo desvelando secretos!) para optimizar un linkbuilding. Quienes quieran conocerlos, ya saben, ¡a Seeway! Pero sí la vuelta de tuerca que ha sido entender a fondo una buena estrategia para conseguir enlaces estables, de calidad y relevantes. Las 2 frases del curso:

Mejor PR bajo pero relevante que alto pero inadecuado

Los enlaces inútiles hacen perder tu tiempo

¿Qué pasa cuanto tu marca no es una palabra clave?

Este tema me ha traído mosca desde entonces. Claro, una buena estrategia de linkbuilding es perfecta cuando tu empresa/web/blog se llama pisos-en-barcelona, cursos-de-ingles o lo que se te ocurra. Pero cuando tu frase clave es «comunicacion profesional» o «contenidos Seo» o «ficción corporativa o digital» y tú eres María Ripoll Cera o escrituraprofesional.com… ¿a quién le das más valor?

Si yo comento en alguno de vuestros blogs, para beneficiarme del linkbuilding debería poner en el Nombre: comunicacion profesional o la frase clave que elija en función del tema del blog pero… ¿y mi marca personal? Si algún bloguer o bloguera fantástico como Lina Ceballos me cita en su blog (¡gracias, Lina!) y le pido como favor que me enlace con las palabras «comunicación profesional o 2.0» o lo que considere… ¿dónde está mi imagen de marca?

Por no hablar del caos que aporta el marketing social a este tema… si resulta que el marketing son conversaciones, conversamos personas, y las marcas que elegimos para presentarnos ante el mundo, especializarnos, comunicarnos, es un 50% de una relación marca-nombre personal caótica, emocional y a veces conflictiva. ¿Cómo lleváis vosotros este tema?

El debate, este sábado en la catosfera.

Ponte al día en contenidos

¿necesitas contenidos para tu tienda online?

contacta con nosotros

A tope con: