Cuenta

Ya no hay publicidad invasiva sino buenas historias. Tienes que contar las tuyas.

Creamos para ti contenidos e historias multimedia que influyan en personas conectadas.

 

 

Suscríbete al canal RSS

Suscríbete

Garbanzos en torno a un Vihucas

“Nosotros tenemos vino y tú ¿qué tienes?” fue la proposición que lanzó Bodegas Vihucas para darse a conocer y que recogió Loogic proponiendo un trueque: una caja de vino a los cinco primeros blogueros en recoger el guante. Mi intercambio reaccionó con la suficiente rapidez como para recibir al cabo de unos días seis botellas de vino que están junto al jamón que tengo a punto de acabar, una bonita estampa.

Pues bien, cada una de estas botellas es una invitación a vivir una buena historia, y esto es lo que he pensado hacer.

Un garbanzo negro en el fondo del plato

Una buena botella de Vihucas

El domingo hizo un día impresionante en Torroella de Montgrí, pese a los meteorólogos. Simón entrenó para estrenarse en breve en su primera regata, Semín y Meritxell hicieron el vago y yo me fui a la playa, incluso me bañé.

A mediodía nos reunimos en torno a una olla de garbanzos. No son santo de nuestra devoción (ya sé, ya sé que debería), pero tenía un paquete de garbanzos enanos y este fin de semana estábamos cocineros. Hacía tiempo que no coincidíamos los cuatro.

Semín nos explicó sus nuevos planes. Acaba de cerrar una empresa y se inicia en un nuevo trabajo que le implica volver a vivir en Barcelona después de veintidós años. Le emociona y le estresa como sólo saben hacerlo los cambios.

A Meritxell le salió en el fondo del plato un garbanzo negro. ¡Es verdad, existen! Bebimos vino. ¿Era ya negro en la bolsa o se ha oscurecido en la olla? ¿Quién hace al garbanzo negro de la familia: la familia o los genes que trae uno al mundo? ¿Salen garbanzos negros en familias que huelen a podrido? Pues vosotros diréis, pero a nosotros nos quedó claro que más vale ser el garbanzo negro de según qué familias. Y no me hagáis seguir…

El vino, sorprendente. Es de una variedad que no conocíamos, cencibel, y es una nueva experiencia que vale la pena. No sé cómo describirlo, pero en breve habrá una segunda buena historia en torno a un Vihucas que pongo, como ésta, a disposición de la Bodega Vihucas para que las utilice como quiera.

Ponte al día en contenidos

¿necesitas contenidos para tu tienda online?

contacta con nosotros

A tope con: