Cuenta

Ya no hay publicidad invasiva sino buenas historias. Tienes que contar las tuyas.

Creamos para ti contenidos e historias multimedia que influyan en personas conectadas.

 

 

Suscríbete al canal RSS

Suscríbete

Cuando una imagen cuenta una historia

Seguro que has oído decir cientos de veces que una imagen ha de contar una historia. El fotógrafo profesional sabe bien de qué se habla pero el común de los mortales luchamos por crear imágenes para nuestra comunicación (¡y que hay que hacer si vivimos en una cultura visual!) que atraigan.

Cámara y móvil a mano ayudan a generar imágenes, pero hace falta más para ofrecer buena comunicación visual sin ser profesional de la imagen. Y una buena forma de mejorar es mediante talleres específicos. Así es que recientemente nos hemos apuntado a un taller de fotografía alimentaria, para aprender técnicas básicas de estilismo y de fotografía de recetas y alimentos.

taller fotografia

Cómo cuenta una imagen una historia

No vamos a contarte esas técnicas, este conocimiento hay que experimentarlo. Pero sí un descubrimiento: qué puede ser para ti crear una imagen que cuente una historia.

Una parte del taller trabajaba la fotografía desde arriba que muestra una superficie (atractiva) con varios elementos. Más allá de que los productos escogidos para la foto tengan una acertada combinación de color y disposición, una cosa quedó clara: los elementos que escojas son los que cuentan la historia.

Si vas a hacer, por ejemplo, una imagen sobre gastronomía balear, tienes que poner productos de la zona, pero esto no es más que una imagen de producto. Si añades, por ejemplo, un vaso de vermut, la imagen ya habla de un momento de relax en ses illes, al sol, quizás de regalo a uno mismo, quizás de espera (puesto que solo hay un vaso)… ¡ya tienes tu historia! A las personas las estás haciendo soñar con un momento así.

taller fotografia

Cómo personalizar la historia

Vale, ya conoces el truco para crear una historia visual, ¿y ahora qué? ¿Vas a hacer lo que ves en los demás? Nooooo.

Primero, inspírate. Mira las imágenes que funcionan en Instagram, por ejemplo, desde tu nuevo aprendizaje. Experimenta todo lo que quieras. Pero luego párate a pensar: qué tienes tú para explicar que no pueda hacer otro. Aquí tienes tu clave.

Quizás es tu punto de vista el que tiene algo nuevo que aportar, tus conocimientos, tus amigos -que aportan un plus a tus imágenes-, tu propio estilo, los elementos que te rodean, tus colecciones, tus sueños, tu pericia en algo… hazlo diferente, porque hay tantas historias como personas (¿sabías que la humanidad se repite desde tiempos inmemoriales las mismas historias, que siempre son nuevas porque se cuentan de otra forma?).

Historias contadas por utensilios de cocina

Así lo hizo Lecuine.com, plantearse cuáles eran sus historias. Rápidamente quedó claro que las historias las tenían que contar los utensilios de cocina que se venden en este ecommerce volcado en mejorar la cocina de sus clientes y seguidores.

¿Qué puede contar un utensilio? Como una persona, su estilo. Con quién combina bien, en qué situaciones es resultón, qué puede aportar a un momento concreto, en qué es único…

Elegimos dar una ambientación a diversos productos, con un toque de humor. La serie se llamó #bodegontoquehumor. Pero no te vamos a contar sus historias, échales tú mismo un vistazo:

“Esta  noche me ligo una chati” #sartenfissler #bodegontoquehumor

sarten fissler

“Hoy comemos en el campo” #sartendebuyer #bodegontoquehumor

sarten de buyer

“Hoy, comida familiar” #cocottelecreuset #bodegontoquehumor

cocotte le creuset

Hay que decir que en Facebook apenas tuvieron interacción comparadas con las simples imágenes de una sartén cocinando, por ejemplo, un calamar.

¿Moraleja? Hay que experimentar y observar continuamente.

 

 

Ponte al día en contenidos

¿necesitas contenidos para tu tienda online?

contacta con nosotros

A tope con: