Cuenta

Ya no hay publicidad invasiva sino buenas historias. Tienes que contar las tuyas.

Creamos para ti contenidos e historias multimedia que influyan en personas conectadas.

 

 

Suscríbete al canal RSS

Suscríbete

Rumbo a la simplicidad

Somos hijos de la cultura del exceso. Hemos vivido, viajado, estudiado y disfrutado con nuestro trabajo. Su abundancia nos ha permitido despegarnos de la pura necesidad y arriesgar, inventar.

Como a todas las generaciones, de pequeños nos machacaron con que había que estudiar porque la vida es muy dura, y la competencia, feroz. Y es verdad, pero nunca le ha faltado la comida al dispuesto a bregar.

Revolución, empuje, ideas brillantes y mucho riesgo son hoy el motor del mundo. La sensación, sin embargo, es la de remar sobre grandes olas: empujas y empujas pero no avanzas.

La publicidad digital empieza a morder los presupuestos, pero no mantiene ni una apenas de las aventuras empresariales en Internet. Las cuentas Freemium aún han de demostrar su modelo de negocio. El modelo de lo gratis no acaba de demostrar sus bondades económicas.

No podemos volver atrás (los centros tradicionales de poder han perdido su glamour a nuestros ojos y se ven arrastrados al cambio), ni calcular la distancia que nos queda para llegar. Sólo nos queda seguir el nuevo rumbo: la autenticidad.

El Mayflower en camino de crear una nueva sociedad

El Mayflower en camino de crear una nueva sociedad

Que te llamen Trinidad

Derribar las murallas de la empresa, dejar de pagar sicarios y salir al ruedo a explicar quién eres y qué haces. Verse las caras con la competencia, proveedores y clientes. Poner el producto en manos de los consumidores… ¿te atreves?

Pues deberías. Hoy no seduce tanto el brillo del Rolex como que nuestros políticos abran un blog o un twitter y se salten las consignas unificadoras de su partido para jugársela individualmente. Que los directores de empresa acepten errores y prometan enmendarlos, que los gurús opinen sobre el plato de garbanzos que comieron a mediodía, porque es una opinión auténtica, por ejemplo.

Lo curioso es que ser auténtico no es fácil. Por algo nos cubrimos de oro, y coches, y murallas, para no dar explicaciones de nada, a nadie, ni excusarse o justificarse.

Ser auténticos es el nuevo oficio de vivir. Obliga a darse oportunidades continuamente, a probarse, a crear las propias normas y debatirlas, dejarse crecer y creer en uno mismo mientras se conoce nuevas personas en quien creer.

Pionero de ti mismo

A bordo del nuevo Mayflower que es Internet navegamos sobre grandes olas ¿hacia una utopía prometida o a tierras salvajes? El viaje nos da la oportunidad de ser arquitectos, paletas, artistas, pistoleros, jueces y alcaldes, maestros, limpia-wáteres de un nuevo mundo que, como todos los que empiezan, valora la capacidad individual. Constrúyete, pues, una oportunidad para ti mismo y vive con fuerza la vida, de nuevo.

Despídete del exceso y súbete a este barco donde, por lo menos, te divertirás y te sentirás hijo de tu tiempo. Algo auténtico descubrirás en esta lucha que te ayudará a sobrevivir e incluso a “hacerte rico” en la nueva moneda: la simplicidad.

La probable agencia digital ya lo ha descubierto. Ponte al día con el nuevo capítulo de la blog serie.

Ponte al día en contenidos

¿necesitas contenidos para tu tienda online?

contacta con nosotros

A tope con: